Siete trucos para enfriar la casa de cara al verano

By 2 julio, 2019Interiorismo

Con la llegada del calor del verano empezamos a tener la necesidad de enfriar la casa pero tememos la llegada de la factura de la luz. Os vamos a dar una serie de trucos para enfriar la casa sin necesidad de encender el aire acondicionado

1.Ventiladores

Con la llegada del verano y la subida de las temperaturas comienzan, sobre todo, las dificultades para dormir.

La elección más obvia para enfriar la casa por la noche suele ser un ventilador.Si visitamos alguna tienda en la que se vendan este tipo de aparatos veremos decenas en exhibición de diferentes tamaño, tipo, altura, velocidad, características, formatos y precios. Suelen ser baratos, consumen poca energía y no requieren de instalación.

Sin embargo, este tipo de aparatos simplemente mueven el aire, sin importar si es frio o caliente. Si la temperatura es alta, el ventilador lo único que hará es mover el aire caliente por la casa.

Truco: Colocar una botella cortada a la mitad en la parte trasera del ventilador y llenarla con hielos y sal. Esto hará que el aire que mueva el ventilador sea frío.

2.Ventilación

No es algo que debamos hacer a cualquier hora. Se debe hacer temprano cuando la temperatura aún es agradable o bien por la noche (si descienden las temperaturas) . Y buscando crear corrientes de aire.

Lo que se busca con esto es que el aire fresco entre en casa y que se renueve la atmósfera interior. Cuando empiece a subir la temperatura, cerraremos ventanas y puertas (también las persianas).

Truco: Moja las cortinas en agua para que, al ventilar, el aire sea lo más fresco posible.

3.Pintura e iluminación

Si estás pensando en realizar una reforma en casa y vas a pintarla, intenta usar colores claros. El color blanco en paredes, puertas, ventanas y persianas es mejor para el color, no solo por el efecto rebote sino, también, porque da sensación de frescor.

Puede que tengas en casa iluminación a base de bombillas incandescentes o puede que de halógenos. Te recomendamos cambiarla por una iluminación de LED. Las dos primeras gastan más y tienen una peor relación calor generado y luz producida. Algo que no se nota en sólo unos minutos pero que si sufrimos cuando hacemos uso prolongado de las mismas.

4.Uso de electrodomésticos

Usar la lavadora o el lavavajillas, mejor por la noche ya que generan calor en su funcionamiento y una mayor temperatura que a modo residual van disipando por la habitación en que se encuentran.
Esto también pasa con el ordenador o ciertos aparatos electrónicos. Dejarlos encendidos horas (aunque sea en modo espera) genera un calor innecesario (y un consumo mayor).

5.Colocar plantas

Procura poner plantas de interior de color verde dentro de tu casa, cuanto más grandes mejor. Absorben el calor del aire por lo que contribuyen a que el ambiente esté más fresco.
Además, de cara al verano, empieza a regarlas por la noche. La humedad de la tierra mojada es muy buena para enfriar la casa de forma natural.

6.Sábanas frescas

Bien es cierto que existen ventiladores para las camas. Estos ventiladores se conectan a la cama por un conducto por el que llega aire frío a las sábanas (o caliente en invierno).

Sin embargo, si quieres mantener tus sábanas frescas sin necesidad de gastar dinero, quítalas de la cama cuando te levantes y déjalas en la parte más fría de la casa.. No las vuelvas a poner hasta el momento de irte a dormir.

Además, el tejido y el color también dar frescor. Las sábanas, colchas o fundas para los sillones y sofás de tejidos blancos o de colores claros y suaves como la seda, el algodón o el lino son más frescas.

7.Reordenación de la casa

La decoración de tu casa también es importante. Alejar el sofá de las ventanas y retirar la mayor cantidad posible de muebles y alfombras. De este modo, al dejar espacios diáfanos, el aire circula mejor y la sensación de frescor será máxima.

En el dormitorio se debe evitar colocar la cama cerca de una ventana o de una pared que reciba el sol.

Si tu casa tiene varias plantas, normalmente es en la inferior donde mejor temperatura hace.

8.Aerotermia y placas solares

Una de las razones de que no queramos usar el aire acondicionado es el alto gasto eléctrico que conlleva. Tener una tarifa de luz lo más barata posible nos puede ayudar a hacer frente a este gasto, pero podemos utilizar otro tipo de energías más económicas como la aerotermia o las placas solares.

El uso de placas solares para generar electricidad hará que, una vez instalado el sistema de autoconsumo, el total de la electricidad utilizada sea gratuita.

La aerotermia es una tecnología que extrae hasta un 75% de la energía del aire para convertirla en calefacción, refrigeración o agua caliente mediante un solo equipo.
El único consumo eléctrico requerido es para hacer funcionar el motor del compresor, suponiendo menos del 30% de la energía que se necesita para conseguir una temperatura adecuada.
La aerotermia se ha convertido en un perfecto sustituto del gas y del resto de calefacciones por combustión. Su beneficio no es solo que sea una energía renovable, sino que, además, puede suponer un ahorro en tus facturas.

Comenta